Actualidad Curiosidades Diseñadores

Louis Vuitton distingue la victoria de Rafa Nadal

El pasado domingo 11 de junio se jugó la final en París del célebre torneo de tenis Roland-Garros. Para una ocasión tan célebre, Louis Vuitton realizó dos cofres especiales destinados a proteger los trofeos femenino y masculino.

Los cofres fueron realizados a mano y a medida de la Copa Suzanne Lenglen y la Copa de los Mosqueteros. Su lugar de origen, los talleres históricos de la marca en Asnières. Meticulosamente terminados con la exclusiva tela Monogram, cerraduras de latón, candados y piezas de piel. El más puro estilo de Louis Vuitton. Los interiores de color terracota evocaban la tierra batida y la V de la parte delantera, hacía también referencia a la estética de las pistas. Nicole Kidman fue la embajadora designada por la Maison para depositar el cofre de Rafa Nadal con la Copa de los Mosqueteros en la tribuna presidencial del partido de la gran final.

Louis Vuitton para Roland Garros

Imagen de Louis Vuitton

 

Michel Burke, presidente de la firma Louis Vuitton y Bernard Giudicelli, presidente de la Federación Francesa de Tenis, se unieron a Guy Forget, director del torneo de Roland-Garros en el acto de entrega de los cofres con los trofeos en la pista central del conocido complejo deportivo.

Louis Vuitton para Roland Garros

Imagen de Louis Vuitton

Rafa Nadal y su entrenador (que además es su tío) recibieron dos Copas de los Mosqueteros, algo único en la historia del trofeo. Una por su victoria en 2017 y otra que guardará en propiedad. Exacta reproducción en plata original, con una marca conmemorativa en la que están inscritos los años de sus diez victorias.

En la cumbre de su carrera deportiva, Nadal despachó a su adversario el suizo Stan Wawrinka sin apelación. Encadenó los juegos a su favor con un resultado final de 3 sets a 0. La absoluta superioridad de nuestro tenista queda reflejada en los resultados parciales: 6-2, 6-3, 6-1.

Louis Vuitton para Roland Garros

efe

Desde Mis Bolsos de Lujo aplaudimos el momento en el que Rafa se dejó caer de espaldas sobre la pista con los brazos en cruz, como es su costumbre. Felicidades para el tenista en su décima victoria del más prestigioso trofeo del mundo en tierra batida. Un récord sin precedentes, celebrado de modo excepcional al término del encuentro.

<< Volver a inicio

Te puede interesar