Curiosidades Diseñadores

Chanel 2.55 Matelassé, una leyenda viva

Cuando hablamos del 2.55 de Chanel, nos referimos probablemente al bolso más aplaudido, y por consiguiente, deseado de la historia. Es imposible encontrarle defectos porque cada pieza está pensada con una finalidad y cada centímetro roza la perfección.

Gabrielle Chanel nace en 1883 en el seno de una familia que malvive sin apenas recursos económicos.  Queda huérfana de madre con solo doce años. Su padre vendedor ambulante, la deja en Aubazine, una abadía circense convertida en el orfanato religioso de Moulins. Allí la niña recibe una educación estricta y da sus primeras puntadas aprendiendo a coser y bordar. Por aquel entonces era difícil imaginar que aquella vida llena de obstáculos, se convertiría en una de las grandes leyendas, más allá incluso, del mundo de la moda.

A la edad de 72 años Coco Chanel crea el mítico Matelassé 2.55. Era febrero de 1955 (de ahí el nombre), pero para entonces su fama ya estaba más que reconocida. Había conseguido dar un giro a las tendencias establecidas de la época a través de sus sombreros, prendas, joyas y hasta perfumes.

Gabrielle Chanel

Gabrielle Chanel

Chanel buscaba un bolso diferente y lejos de los convencionalismos existentes. Quería un bolso cómodo porque hasta el momento todos eran de mano. Ella añadió la cadena para poderlo colgar con un diseño muy avanzado y moderno para la época. Su doble solapa esconde un bolsillo en el que ella misma portaba cartas de amor, hay un espacio destinado a llevar un pintalabios y su tamaño era acertado para llevarlo de día, pero también de noche. Es compacto porque tenía que ser resistente. Creó este bolso con clara inspiración en sus orígenes y en su vida. En el orfanato de Aubazine el uniforme era del mismo color borgoña que escoge para la piel del interior, la forma de diamante hace alusión a las vidrieras de la abadía. El acolchado recuerda a las chaquetas de los jinetes en las carreras de caballos, a las que fue asidua durante años. Bautizó a su original cierre rectilíneo con el nombre de “mademoiselle” porque ella, a pesar de su agitada vida amorosa, nunca se casó.

Hay que reconocer que Karl Lagerfeld ha conseguido mantener y engrandecer la leyenda de este bolso. Cambió el cierre en el año 83 sustituyéndolo por la inconfundible doble C entrelazada. Cada temporada reinventa el modelo, juega con materiales, tamaños y colores. Siempre es un éxito aplaudido y objeto de deseo. Existen más de 3000 versiones distintas catalogadas.

Chanel 2.55, diferentes versiones

 

A 70 kilómetros de París su fabricación es completamente artesanal. El proceso requiere hasta 15 personas y 180 fases de fabricación.
De allí salió esta Edición Especial de piel de pitón y un color cereza intenso, disponible en este momento en nuestro catálogo. Espera a ser estrenado.

Chanel 2.55 pitón

Mis Bolsos de Lujo

 

<< Volver a inicio

Te puede interesar