Diseñadores

Ana Locking, su lado más reflexivo y soñador

“Diseño para gente valiente. Gente con un carácter y pensamiento especial… Gente que tiene un pensamiento propio de las cosas, a veces coincide con el resto y otras no, y no tiene por qué tener miedo a expresar sus ideas públicamente”.

Diseñadora, artista, fotógrafa, profesora… Ana Locking es una apasionada de la vida y de los pequeños detalles. “La felicidad está en el día a día”, asegura, y añade: “En tu casa, con tu pareja, con tu equipo, en el esfuerzo…”.

Su última colección se llama The Thinker y con ella acaba de pisar fuerte en la Semana de la Moda de Lima. The Thinker, que ya triunfó en la Mercedes Fashion Week de Madrid, es un homenaje a las personas que tienen un pensamiento independiente, al margen de lo establecido. “A aquellos que no hacen las cosas como todo el mundo les dice sino que asumen riesgos… Y en esos riesgos investigan, y es cuando de pronto surgen resultados fascinantes que los demás admiramos y disfrutamos”, explica Locking.

the-thinker

Rebosa entusiasmo al hablar sobre cómo materializó este concepto en los tejidos, las texturas y los colores de la colección: “Hemos rajado tejidos, los hemos vuelto a coser por encima, tratando de plasmar ese proceso caótico… No todo tiene que estar perfectamente acabado, lo que siempre te han dicho que tiene que ser no tiene porqué. Hemos buscado un poco ese otro lado, una pequeña rebeldía”, comenta, y añade con firmeza: “Diseño para gente valiente. Gente con un carácter y pensamiento especial… Gente que tiene un pensamiento propio de las cosas, a veces coincide con el resto y otras no, y no tiene por qué tener miedo a expresar sus ideas públicamente”.

          004 010 019

Y puede que con ese pequeño acto de rebeldía haya reflejado a su vez su propio espíritu libre y soñador. A Ana, la que derrocha valentía y pasión en cada diseño. No le fue fácil llegar a lo más alto de la Alta Costura. Reconoce que ha pasado etapas muy duras en su carrera profesional pero los nuevos proyectos le hacen recobrar la ilusión y no tirar la toalla: “Mi trabajo me apasiona, no podría vivir sin hacer lo que hago… Ahora estamos trabajando en algo muy especial, en un proyecto de decoración: Ana Locking Casa. Pero todavía no puedo explicar de qué se trata”.

Diseñadora polifacética, Locking también crea bolsos. En casi todas las colecciones tiene accesorios, dependiendo del protagonismo que tenga la ropa. Para crear los accesorios sigue el concepto de la colección a la vez que estudia la forma del patronaje, el volumen, etc.

Dice que si su armario se extendiese hasta el almacén de su oficina podría tener hasta sesenta bolsos. En cambio, si hablamos del suyo personal unos diez. “En bolsos y en zapatos tengo el mismo gusto: me gustan que tengan mucha fuerza… Tengo muy poco tiempo, soy muy práctica. No uso un bolso para cada momento del día, el bolso de diario no lo suelo cambiar, puedo estar dos, tres semanas con un bolso hasta machacarlo. Luego, obviamente, si tengo un cóctel o algún evento, cambio”.

En su bolso nunca falta una libreta, un lápiz -porque siempre apunta todo a mano: ideas, frases, bocetos…-, unas galletas o chocolatinas -como buena golosa-, su iPhone, sus gafas y algún pañuelo. Al ser preguntada por una firma o modelo concreto, revela que le gustan mucho los nuevos bolsos que ha hecho J.W Anderson para Loewe: “Creo que han dado una vuelta interesante respetando bastante a Loewe pero avanzando en vanguardia, me parece muy equilibrado”.ana-min

Dicen que tu bolso revela tu personalidad, el de Ana Locking, según la propia Ana, nos habla de una mujer muy humanista, que habla de los seres humanos, de sus ilusiones y sus anhelos. Entre los suyos, está colarse en el mercado de la costa oeste de Hollywood y que actores internacionales a los que admira lleven sus diseños. Aunque su verdadero sueño siempre ha sido que los lleve gente anónima: “Es una recompensa increíble para un diseñador, descubrir a gente anónima con tu ropa. Imagínate que me voy a Finlandia y veo a un desconocido con un diseño mío… Eso es magia. Ese es un poco el sueño”.

Y de sueños Ana González -éste es su apellido- sabe bastante y de cumplirlos también y sino que se lo digan a la niña que creció soñando con ser diseñadora entre máquinas de coser. Su madre era modista y, según la propia Ana, de ella ha heredado su profesionalidad: “Recuerdo que mi madre descosía y cosía hasta que que todo saliese perfecto, ya le podían dar las tres de la mañana que lo que entregase tenía que ser perfecto… Es esa autocritica y persistencia. Ese amor por las cosas bien hechas… Cumplir con las fechas que te han pedido, cumplir con uno mismo y con los demás”.

Ana siempre cumple, en absolutamente todas sus facetas, también en la de profesora en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM). A sus alumnos les enseña a tener cultura visual, tanto en el panorama de la moda como en los demás. “Que no solo se limiten a la moda, que vayan al cine, a ver espectáculos de danza, teatro, que lean mucho… Que tengan un amplio espectro del mundo de la cultura porque a partir de ahí se crea. Si no tienes cultura no hay forma de crear”, afirma.

Sobre la cultura del “see now, buy now”, Locking no lo duda: “Todo se consume rápido, la ropa, el tiempo, el amor, las amistades, todo. Muchas veces no nos damos cuenta de que las cosas hay que tomarlas más despacio porque a las personas se las va descubriendo poco a poco, y a las prendas y la identidad de una persona también… Tenemos que tener un poquito más de paciencia, queremos consumir todo demasiado rápido”.

                                                         ana02

Con la Navidad pisándonos los talones, le preguntamos las claves para no fallar en nuestro look navideño. Locking nos aconseja llevar algo divertido, que juguemos con la moda: mezclando y combinando, pero siendo nosotros mismos, sin disfrazarnos. “Para disfrazarse ya está Hallowen. Sugiero hacer mezclas propias, que la ropa no te lleve nunca a ti, que sea la persona la que lleve siempre la ropa”, afirma.

Nos despedimos de Ana Locking con su deseo para 2017: “Proyectos bonitos”. Y en MisBolsosdeLujo, le deseamos aquello que escribió Ángeles Mastretta: “El futuro como promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede”.

<< Volver a inicio