Diseñadores Moda Pasarela

Alessandro Michele: la nueva era Gucci

Nadie apostaba demasiado por Alessandro Michele cuando Gucci lo nombró sucesor de Frida Giannini.  En 2015 pasó a ser director creativo de la firma. Desde entonces el diseñador no ha dejado de cosechar éxitos y cada desfile es un alarde de estética renovada, rompedora y llamativa.

Durante las temporadas anteriores a su llegada, Gucci daba números negativos y no encontraba el reconocimiento de antaño. Alessandro Michele no solo supo llegar con fuerza, sino que ha seguido aumentando el buen nombre de la marca hasta colocarla de nuevo entre las más deseadas. Ha conseguido sorprender con una estética setentera rompiendo moldes y arriesgando sin parar. Mezcla excéntricamente vivos colores, estampados y materiales sin límite. A veces da la sensación de que sus barrocos diseños entran en una anarquía en la que todo cobra sentido al instante. En sus creaciones nada falta y nada sobra.

Desfile Gucci, Alessandro Michele

Foto: Vogue

Sus Dionysus son la muestra indiscutible de su esencia. Retomó con orgullo el logotipo insignia de la firma. La doble G había quedado en un segundo plano. El consigue trabajar sobre ella desarrollando toda su creatividad. De esta manera ha engrandecido de nuevo la marca enorgulleciéndose de sus orígenes.
Bordados, cristales de Swarovski, lentejuelas, cierre en forma de espuela con cabeza de tigre texturada y magnífica cadena deslizable que permite llevarlo de diferentes maneras. Enfoques desenfadados, divertidos y oníricos capaces de reenamorar a los clientes de siempre y captar a más de medio millón de nuevos adeptos, entre los cuales, una generación millennial atraída por su atrevimiento y provocación.

Gucci Dionysus, Alessandro Michele

Foto: Mis Bolsos de Lujo

De la mano de Alessandro Michele, Gucci disfruta ahora de uno de sus mejores momentos. Él ha sabido como nadie unir el pasado con el presente renovando y reinventando una gran marca. A veces las apuestas arriesgadas son la mejor opción para dar un giro necesario y retomar el camino. Gucci es un buen ejemplo de ello.

<< Volver a inicio

Te puede interesar